Decorando

Tartitas de queso para un reto

lunes, mayo 5th, 2014

Hace unas semanas aceptamos gustosas el reto tan tentador que nos lanzó Canal Cocina:

reto

El que os traemos, además de barato, es fresquito, y mucho más fácil de preparar de lo que parece. Se puede dejar hecho con antelación, y admite variaciones según el gusto de cada uno, pero sobre todo es delicioso y altamente adictivo. Os aconsejamos que preparéis de más, porque vuestros invitados querrán repetir.

tartita1

Vamos a empezar por la galleta de dátiles y agua de azahar. Para cuatro tartitas necesitaremos:

• 150 g de galletas tipo “Digestive”
• 75 g de dátiles sin hueso
• 50 g de mantequilla
• Unas gotitas de agua de azahar

En el robot de cocina trituramos las galletas y los dátiles, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y el agua de azahar y batimos. Con las manos amasamos hasta conseguir una pasta maleable.
Estiramos la masa con un rodillo, y la enfriamos en la nevera para poder después cortar los cuadrados que serán las bases de nuestras tartas.

La tarta de queso en sí misma:

• 250 g queso de Burgos (sin sal, evidentemente)
• 100 g de azúcar
• 50 g de harina
• 80 g de huevo
• 75 g de mantequilla

Batimos el azúcar con el huevo y, cuando empiece a blanquear, incorporamos el resto de los ingredientes. Batimos hasta obtener una mezcla uniforme, aunque de textura ligeramente granulosa.

Con la mezcla anterior se rellenan los moldecitos de silicona casi hasta arriba. Y tapamos con las galletas de dátiles:

molde2

Horneamos 25 minutos a 170 -el tiempo es orientativo- ya que las tartitas están listas cuando el cuchillo sale prácticamente limpio, pero no del todo. Es importante no sobre hornear esta receta.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y, cuando han alcanzado la temperatura ambiente, las metemos una hora en la nevera.

¡Y ahora ha llegado el momento más divertido de todo el proceso! El momento en el que agarramos el descorazonador de cupcakes y vaciamos el centro de la tartita para comérnoslo… no, no, para rellenarla de mermelada de cerezas negras.

tartita5

Si tenemos tiempo y humor podemos preparar unas tapitas de caramelo para la presentación. Ponemos azúcar y nada más en una sartén, calentamos sin mover a fuego medio y, cuando el caramelo esté a punto, vertemos un poco sobre un tapete de silicona. Esperamos unos segundos, cuando empieza a templarse colocamos encima el cortador cuadrado que hemos utilizado para las galletas y apretamos con fuerza, esperamos otro poco y quitamos los bordes alrededor del cortador con un tenedor. Esperamos un poco más y desmoldamos con cuidado. Repetimos la operación con un cortador redondo y pegamos las dos partes de la tapa con un poco de caramelo.

tartita4

No, no hemos usado polvo de oro para decorar. Es mucho más barato que eso: el caramelo que nos ha sobrado lo pulverizamos y lo utilizamos para decorar el plato. Y ya está: ¡postre terminado!

tartita3

Un beso, Estíbaliz y Miriam.

Edición número 40.000 del taller de galletas avanzadas – ¡Ya tenemos ganadoras!

domingo, abril 6th, 2014

princesas

Sí, lo sabemos, el título lleva a engaño, pero es lo que tiene la emoción, que lo desbarata todo. No es la edición número 40.000 (¡aunque tenemos la esperanza loca de llegar a ella!). Pero sí que hemos llegado a ese número de fans en Facebook.

De acuerdo, Facebook ya no es lo que era, nos tiene a todos jugando al escondite, y la cifra no es astronómica, pero para nosotras los fans de Facebook nunca han sido un número si no un puñado de amigos que nos leen y a los que leemos, que nos escriben y a los que escribimos, ya sabéis, las cosas del querer 😉

Para celebrarlo hemos organizado un concurso express, con un pequeño premio, una plaza de la nueva edición del taller de galletas avanzadas. Participar es sencillísimo.

  • Decorar una galleta utilizando la técnica de pintura sobre galleta. Podéis combinar o no esta técnica con tantas otras como queráis.
  • Subir una foto de la galleta a vuestro muro de Facebook de forma pública y etiquetándonos.
  • Dejarnos un comentario en esta entrada con el enlace a esa foto.

El lunes 28 de abril anunciaremos la galleta ganadora. Valoraremos sobre todo la originalidad del diseño. Las inscripciones para este taller son el jueves día 10 de abril, si la persona ganadora estuviese inscrita ya en el taller, podrá elegir entre que le devolvamos el importe o una plaza para cualquier otro taller de La Tallerería.

rosablog

Pero como no nos parecía suficiente celebración, también os hemos preparado un vídeo en el que podéis ver lo fácil que usar los stencils con nuestra pintura comestible. ¡Esperamos que os guste!

Hemos recibido un montón de preciosas propuestas. Nos costó un montón seleccionar dos, y cuando intentamos quedarnos con solo una, no lo conseguimos. Las flamantes ganadoras de nuestro concurso son.

Marta de Little Noa:

FLOR-DE-CEREZO-Little-Noa

Andrea de Repostería Elvis Cocho:

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Dale una segunda oportunidad a tus stencilsGive your stencils a second chance

lunes, marzo 24th, 2014

vintage4

No soy nada vintage, ni siquiera lo fui cuando no estaba de moda. ¿Habéis visto alguna vez algo bonito negro y vintage? Ahí tenéis la respuesta, el negro no envejece bien, las pelirrojas al parecer tampoco.

No quería darles ese aire antiguo que tienen. Quizá no debí utilizar “oro viejo” como pintura, ni Ivory en la base, pero fue sin querer, que lo mezclé y salió así.

vintage2

Que levante la mano quien no tenga en su casa al menos un set de stencils sin estrenar. Los stencils son como las mancuernas te las compras pensando en resultados maravillosos y se te pasan los días sin que consigas utilizarlos. Pues bien, lo creáis o no, la semana pasada usé cuatro diferentes. Empecé por las mariposas.

mariposas1

Horneé galletas de chocolate, les añadí colorante negro, y en lugar de teñir glasa para decorarlas preparé pintura comestible usando los electric colors de Americolor. El truco para que la pintura no se corra es que sea muy densa, casi una pasta, así no se escurre por debajo del stencil. Para conseguir esa textura de pasta tenemos que poner poca ginebra y mucho colorante blanco en polvo.
El resultado final me encantó, pero cuando subí las mariposas a Facebook nadie les hizo mucho caso, y a mí que me había parecido tan buena idea… ¡Lo mal que se pasa cuando no comprenden tu obra! Pero lejos desanimarme decidí pasarme al dorado:

dorados

Como seguía necesitando una pintura muy densa, a la del botecito le añadí “las arenas metálicas doradas” para conseguir una pasta que no se corriese al levantar el stencil. Necesité varios intentos:

pinturaliquida

Y ese es todo el misterio de estas galletas, una pasta que nos permita rellenar los agujeritos del stencil. La primera capa es pintura comestible, ivory, blanco, y ginebra, claro .

Esa capa como sabéis se seca muy rápido, pero antes de aplicar el stencil tenéis que aseguraros de que no mancha ni se nota húmeda al pasar el dedo sobre ella.

partida

En decorar dos docenas de estas galletas no tardé apenas media hora, es buen método si nos piden 200 para una boda.

Vintage1

Un beso gordo.vintage4

I’m not vintage at all. Not even when it was not so trendy. Have you ever seen anything that is beautiful, black and vintage? There you have the answer, black doesn’t age well, red haired women apparently either.

I didn’t want to give them the old flair they have. Maybe I shouldn’t have used ‘old gold’ as a paint, or Ivory as a base, but it wasn’t on purpose, I mixed it, and that’s how it turned out.

vintage2

Raise their hands those who don’t have at least a brand new set of unused stencils. Stencils are like the weights you buy thinking about their wonderful results, and then days pass by without using them. Believe it or not, last week I used four different stencils. I started out with the butterflies.

mariposas1

I baked some chocolate cookies, add some black colouring to the dough, and instead of dyeing some royal icing to decorate them, I prepared some edible paint using the electric colours by Americolor. The trick for the paint not to be runny is to make it very thick, almost like a paste, that way it will not get underneath the stencil. In order to get this texture, we need to use very little gin and a lot of white powdered food colouring.

I loved the final result, but when I uploaded the butterflies to Facebook, no one paid them a lot of attention; and I thought it was such a good idea…how awful when people don’t understand your work! But far from being discouraged I decided to ‘go gold’:

dorados

As I still needed a very dense paint, to the one in the bottle I added some ‘metallic golden sands’ to get a paste which didn’t drift when lifting the stencil. It took me several attempts:

pinturaliquida

And that’s all the mystery of these cookies, a paste capable of filling up the holes on the stencils. The first layer is an edible paint, ivory, white and gin, of course.

As you may know by now, that layer dries very fast, but before using the stencil you have to make sure that it doesn’t stain or that it isn’t humid when swiping a finger.

partida

It barely took me half an hour to decorate two dozens of these cookies, it’s a good method if someone asks us for 200 for a wedding.

Vintage1

A big fat kiss, Miriam G.

Thank you Gloria!

Love is in the air, literalmente hablando.Love is in the air, literally speaking.

viernes, febrero 14th, 2014

LO-VE

Sirva esta entrada bien cortita a modo de inspiración por si no se os ocurre qué galletas hacer para San Valentín. Son sencillísimas porque solo tenéis que preparar una manga con un poco de glasa madre que pondremos a modo de cimientos para que no se nos hundan los volúmenes y cubrirla luego con glasa roja. Si queréis tirar la casa por la ventana, aplicadle un poco de purpurina para darle alegría.

LOVE2

La masa esta vez no está tan blanca como otras veces, sino que al cambiar el azúcar blanco por el moscobado en nuestra receta de galletas de vainilla, tiene un bonito color dorado y un sabor espectacular.

Y dicho esto, para quienes lo celebren ¡Feliz San Valentín!

Un beso,

Estíbaliz

¡Muchas gracias, Gloria!

LO-VE

May this really short post serve as an inspiration in case you don’t know what cookies to make for Valentine’s Day. They are super easy, you just have to prepare a piping bag with basic royal icing that we will use as foundations so the volumes do not sink, and then cover it with red icing. If you want to go overboard, use a bit of glitter to perk them up.

LOVE2

This time, the dough is not as white as usual, using muscovado sugar instead of the normal granulated one, gives cookies a beautiful golden colour and a wonderful flavor.
That said, and for those who celebrate it, Happy Valentine’s Day!

Love,
Estíbaliz

Thank you very much, dear Gloria!