Edición número 40.000 del taller de galletas avanzadas

Por Mensaje en una Galleta

princesas

Sí, lo sabemos, el título lleva a engaño, pero es lo que tiene la emoción, que lo desbarata todo. No es la edición número 40.000 (¡aunque tenemos la esperanza loca de llegar a ella!). Pero sí que hemos llegado a ese número de fans en Facebook.

De acuerdo, Facebook ya no es lo que era, nos tiene a todos jugando al escondite, y la cifra no es astronómica, pero para nosotras los fans de Facebook nunca han sido un número si no un puñado de amigos que nos leen y a los que leemos, que nos escriben y a los que escribimos, ya sabéis, las cosas del querer ;-)

Para celebrarlo hemos organizado un concurso express, con un pequeño premio, una plaza de la nueva edición del taller de galletas avanzadas. Participar es sencillísimo.

  • Decorar una galleta utilizando la técnica de pintura sobre galleta. Podéis combinar o no esta técnica con tantas otras como queráis.
  • Subir una foto de la galleta a vuestro muro de Facebook de forma pública y etiquetándonos.
  • Dejarnos un comentario en esta entrada con el enlace a esa foto.

El lunes 28 de abril anunciaremos la galleta ganadora. Valoraremos sobre todo la originalidad del diseño. Las inscripciones para este taller son el jueves día 10 de abril, si la persona ganadora estuviese inscrita ya en el taller, podrá elegir entre que le devolvamos el importe o una plaza para cualquier otro taller de La Tallerería.

rosablog

Pero como no nos parecía suficiente celebración, también os hemos preparado un vídeo en el que podéis ver lo fácil que usar los stencils con nuestra pintura comestible. ¡Esperamos que os guste!

Dale una segunda oportunidad a tus stencils

Por Miriam G.

vintage4

No soy nada vintage, ni siquiera lo fui cuando no estaba de moda. ¿Habéis visto alguna vez algo bonito negro y vintage? Ahí tenéis la respuesta, el negro no envejece bien, las pelirrojas al parecer tampoco.

No quería darles ese aire antiguo que tienen. Quizá no debí utilizar “oro viejo” como pintura, ni Ivory en la base, pero fue sin querer, que lo mezclé y salió así.

vintage2

Que levante la mano quien no tenga en su casa al menos un set de stencils sin estrenar. Los stencils son como las mancuernas te las compras pensando en resultados maravillosos y se te pasan los días sin que consigas utilizarlos. Pues bien, lo creáis o no, la semana pasada usé cuatro diferentes. Empecé por las mariposas.

mariposas1

Horneé galletas de chocolate, les añadí colorante negro, y en lugar de teñir glasa para decorarlas preparé pintura comestible usando los electric colors de Americolor. El truco para que la pintura no se corra es que sea muy densa, casi una pasta, así no se escurre por debajo del stencil. Para conseguir esa textura de pasta tenemos que poner poca ginebra y mucho colorante blanco en polvo.
El resultado final me encantó, pero cuando subí las mariposas a Facebook nadie les hizo mucho caso, y a mí que me había parecido tan buena idea… ¡Lo mal que se pasa cuando no comprenden tu obra! Pero lejos desanimarme decidí pasarme al dorado:

dorados

Como seguía necesitando una pintura muy densa, a la del botecito le añadí “las arenas metálicas doradas” para conseguir una pasta que no se corriese al levantar el stencil. Necesité varios intentos:

pinturaliquida

Y ese es todo el misterio de estas galletas, una pasta que nos permita rellenar los agujeritos del stencil. La primera capa es pintura comestible, ivory, blanco, y ginebra, claro .

Esa capa como sabéis se seca muy rápido, pero antes de aplicar el stencil tenéis que aseguraros de que no mancha ni se nota húmeda al pasar el dedo sobre ella.

partida

En decorar dos docenas de estas galletas no tardé apenas media hora, es buen método si nos piden 200 para una boda.

Vintage1

Un beso gordo.

Love is in the air, literalmente hablando.

Por Estíbaliz

LO-VE

Sirva esta entrada bien cortita a modo de inspiración por si no se os ocurre qué galletas hacer para San Valentín. Son sencillísimas porque solo tenéis que preparar una manga con un poco de glasa madre que pondremos a modo de cimientos para que no se nos hundan los volúmenes y cubrirla luego con glasa roja. Si queréis tirar la casa por la ventana, aplicadle un poco de purpurina para darle alegría.

LOVE2

La masa esta vez no está tan blanca como otras veces, sino que al cambiar el azúcar blanco por el moscobado en nuestra receta de galletas de vainilla, tiene un bonito color dorado y un sabor espectacular.

Y dicho esto, para quienes lo celebren ¡Feliz San Valentín!

Un beso,

Estíbaliz

¡Muchas gracias, Gloria!

Sierra y Canadá – The cookie version

Por Miriam G.

sierraycanadamonton

La mayoría de mis amigas se niegan a escuchar la música que amablemente les sugiero, “Miriam, otro de tus grupos raros NO”. Luego van a ver a Alejandro Fernández, porque digo yo que a oírlo, no irán.

No me rindo con facilidad, por eso este verano arrastré a Estíbaliz y a Belén a un concierto de los Mutantes, utilicé tres argumentos: privado, terraza, catering. Lo creáis o no, les gustó. Me vine arriba y en cuanto se despistaron teníamos las entradas y las reservas para el Alhambra Sound. “Por favor, haznos una lista en Spotify, por lo menos que nos sepamos alguna canción”. Un mes después no podían tuitear sin utilizar trozos de las letras de Marc. Ahora las tres somos #muyfanesdesidonie.

Sidonie está a punto de sacar nuevo disco, no creo que podáis adivinar cómo se llama. A Estíbaliz y a mí la espera se nos ha hecho larga, pero nos lo hemos pasado en grande con la promoción previa del disco en redes sociales, echadle un ojo a su Instagram: http://instagram.com/sidonie_. Esa taza pasando de mano en mano pedía a gritos galletas. Nos dispusimos a hacerlas con la esperanza secreta de que no llegaran a verlas, ¡qué vergüenza! El mensajero podía perderlas, un community manager goloso comérselas…

sierraycanadapedestal

Estaréis pensando que una cosa es que esta entrada vaya sin receta y otra que no os vaya a contar cómo hicimos las galletas. ¡Vámonos!

Empiezo por Sierra, que no es una galleta, sino cuatro y para la que necesitamos dos cortadores, uno de sierra y otro de letra I para la abertura del mango. La boquilla hace también funciones de cortador, ahora lo veréis.

cortadores

Sierra fue fácil de encontrar, apareció en una tienda de Barcelona, El Món de la Llar, que nos la hizo llegar con celeridad. En esta galleta usamos dos técnicas, galleta pintada en la hoja y galleta glaseada en el mango. Queríamos pintar la hoja de la sierra directamente sobre la galleta y no sobre glasa, para que el mango quedase elevado respecto a la hoja y conseguir mayor realismo. Queríamos además que brillase mucho y supiese bien. Tras varias catas a ciegas decidimos que las sierras que mejor sabían eran las pintadas con pintura metálica, mejor que con spray y además eran las que más brillaban.

Los tornillos son microgalletas que corté con la boquilla del 16 de pme, horneé y pinté una a una. Lo sé, es un acto de amor verdadero.

metalico

Buscamos a Canadá durante semanas, pero el candidato idóneo no aparecía. Gracias a Dios lo encontró Gloria en California, en este enlace lo podéis ver hasta en el Queen Mary: http://statigr.am/tag/galleteroyviajero. El diseño también se complicó, en las primeras versiones utilizamos masa coloreada, pero no nos decía nada. Así que probamos a pintarlo de rojo. ¡Misión imposible! Probamos Super red, Red red, Extra red, Poppy red, en cuanto mezclábamos los colorantes en gel con el colorante blanco en polvo para formar la pintura comestible, adquirían un tono rosa triste… Casi abandonamos, pero buscando el Christmas red para una última prueba apareció un colorante rojo en polvo que nos había enviado Esther de Mummy crafts y que habíamos olvidado: ¡Gracias Esther! Y mezclándolo con un poco de vodka y un poco de Poppy red: ¡La pintura roja perfecta!

colorantes

Y ahora que ya os lo he contado volvamos a Sidonie, escuchadlos, escuchadlo todo pero empezad por Costa Azul, es mi disco.

Un beso gordo, Miriam G.