Recetas

Deliciosos pastelitos de chocolate, adaptación libre.

viernes, septiembre 23rd, 2011

Ayer quería hacer un pastelito, magdalena, cupcake, lo que fuese, pero de chocolate. Y decidí jugármela a todo o nada. Abrí el navegador, y tecleé: el mejor cupcake de chocolate, valoré cuatro o cinco recetas, ninguna me convenció. Y probé suerte de nuevo: the best cupcake, el primer resultado fue este:

THE BEST CHOCOLATE CUPCAKES EVER: CHOCOLATE CUPCAKES WITH VANILLA SWISS MERINGUE BUTTERCREAM

Nada más leer la receta tuve el convencimiento de que era genial. Pero de ingredientes, mi despensa andaba regular.

  • 8 tablespoons (1 stick) unsalted butter, cut into 4 pieces
  • 2 ounces bittersweet chocolate, chopped
  • 1/2 cup (1 1/2 oz) Dutch-processed cocoa
  • 3/4 cup (3 3/4 oz) unbleached all-purpose flour
  • 1/2 teaspoon baking soda
  • 3/4 teaspoon baking powder
  • 2 large eggs
  • 3/4 cup (5 1/4 oz) sugar
  • 1 teaspoon vanilla extract
  • 1/2 teaspoon table salt
  • 1/2 cup (4 oz) sour cream

Mi adaptación libre:

  • Mantequilla, media barra.
  • Chocolate algo más de 100 gr. ¿Qué chocolates tengo en la alacena? Nestle postres, y cacao Valor. Pues 50 gr del de nestle, por un motivo claro, cada barrita es de 25 gramos, dos barritas entonces, 60 gr de Valor, pues.
  • Que si bicarbonato, que si levadura Royal, ¿Quién mide ¾ de cucharita? Mejor harina bizcochona del Mercadona, no vamos a complicarnos la vida. ¿Cuánta? 100 gr o un pelín más.
  • ¿Huevos grandes? Los míos son ecológicos y mínimos, le pongo tres.
  • Azúcar 150 gramos.
  • Vainilla una cucharita, y además de mi cosecha otra de aroma de avellanas.
  • Media cucharadita de sal
  • Media taza de Sour Cream, con la iglesia hemos topado, abro mi nevera en busca de lácteos… ¡Yogur griego! Marchando un yogur griego.

Ahora vamos a prepararla. En un recipiente de microondas pongo la mantequilla en trocitos, el chocolate en trocitos y el cacao. Lo caliento, poco, y lo muevo con un tenedor, lo dejo enfriar.

En la thermomix (por pereza) echo huevos, azúcar, la  sal y los aromas, la pongo al tres y medio un rato. La paro, añado la mezcla del chocolate. Un momento también al tres y medio. Añado la mitad de la harina. Y vuelvo a batir. Añado el yogur y lo integro con el resto. Acabo con la harina. ¡Listo! Relleno 12 cápsulas. Pero tenía que haber rellenado diez, para que hubieran subido más. No puedo vivir sin estas cápsulas que compro en La casita dulce de las flores. No necesitan ningún tipo de molde. De los churretes se deduce que tuve mucha ayuda.

Al horno unos 15 minutos a 180º. El sabor es bueno e intenso, la textura es sedosa. Muy jugosos, casi húmedos.

Hoy con calma y lazos, hemos utilizado unas cápsulas de princesas, que creíamos inútiles.

Y por algún motivo resultan estos pastelitos de un sabor y presencia tan otoñales.. ¡que ha sido sacarlos a la terraza para las fotos y ponerse a llover!.

Un beso, Miriam G.

Galletas de violetas, la receta.

domingo, agosto 28th, 2011

Se tarda exactamente lo mismo en preparar una receta despacio que deprisa. Pero si lo hacemos deprisa manchamos más y nos sale peor. Yo siempre pongo todos los ingredientes en unos  cuenquecitos de IKEA, como hacen en los programas de Canal Cocina, parece a priori que da más trabajo, pero lo ahorra.

Preparar la masa de galletas tiene una ventaja importante respecto a la decoración de las mismas, cuando los niños ayudan, ayudan, porque te hacen el trabajo mucho más divertido, no ocurre lo mismo cuando se lanzan manga pastelera en mano sobre ti con el grito de guerra “¡Mami ayuda! ¡Mami ayuda!”

Hasta no hace mucho usábamos otra receta, muy parecida, porque todas lo son, pero no ésta. Pero tras una conversación en el Rincón de Bea, me propuse mejorar la receta. Y tras varias pruebas el resultado es éste:

Esta receta es la misma que uso sustituyendo el aroma de violetas por vainilla cuando hago galletas. Pero quiero aclarar que esta es así de blanca por varios motivos:

    – El toque de vainilla, sólo necesita eso, un toque de vainilla, se lo aporta el azúcar vainillado que como todo sabéis es de color blanco.
    – Sólo lleva un huevo.
    – El aroma de violetas es transparente
    – Porque está horneada en dos fases.
    – Y porque he tomado la fotografía con la luz adecuada, con otra luz sería más dorada, como se ve en esta foto:

      Aclarado esto  volvamos a los cuenquecitos y veamos qué necesitamos poner en cada uno de ellos.

      –          Entre 150 y 175  gramos de azúcar glas.  150 si le vamos poner mucha glasa por encima. Y 175 si no le vamos a poner mucha.  Mucha gente añade harina, para conseguir que las galletas no se deformen en el horno, pero resultan más secas y harinosas, claro. Rebajar el azúcar consigue el mismo efecto y no perjudica el sabor, ni la textura, es más, equilibra la galleta.

      –          400 gramos de harina de repostería de una marca que sea bastante blanca. Bien tamizadita.

      –          225 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. Esto es una barra menos un trocito. Por algún extraño motivo no hay forma de cuadrar la receta si le echamos la barra entera.

      –          Un par cucharaditas de azúcar vainillado.

      –          Una cucharadita de sal.

      –          Una cucharadita de aroma de violetas.

      Yo preparo la masa con la thermo, pero si alguien quiere regalarme una Kitchen Aid, la acepto y reescribo esta entrada.

      Pongo la mantequilla, el azúcar, la sal, el azúcar vainillado en el vaso y mezclo, sólo mezclar para no añadir aire a los ingredientes.  Añado el huevo y el aroma de violetas y vuelto a mezclar. Cuando tengo una especie de crema uniforme, añado la harina en dos o tres veces. Saco del vaso y amaso un rato.

      Y aunque siempre tengo la tentación de hacerlo, no estiro la masa, la meto en la nevera y espero a que este fría y la estiro después, con gran esfuerzo, entre dos hojas de papel de horno. Y vuelta a la nevera. Pasadas al menos 4 o 5 horas corto las galletas y a la nevera otro rato.

      Enciendo el horno, lo pongo a 200 grados, espero 10 minutos, lo bajo a 190, meto las galletas, bien separadas y no demasiado cerca de los bordes de la bandeja.  Las horneo unos 7 minutos, las saco justo antes de que los bordes empiecen a dorarse. Y repito la operación con todas las galletas.

      Hasta aquí todo normal, hemos conseguido un montón de galletas muy blancas y para que engañarnos, un poco crudas, para las fotos muy bien, pero para comérselas, no tanto.

      Apagamos el horno, esperamos un poco, y metemos todas las galletas,  en dos bandejas,  ya no importa que estén cerca las unas de las otras. El horno, repito caliente, pero apagado. Las dejamos dentro unos 20 minutos.

      ¡Y voila! ¡MAGIA! Se ponen crujientitas pero siguen blancas, moradas, naranjas o verdes…

      No os voy a engañar, no es fácil obtener buenos resultados a la primera, hay que conocer muy bien tu horno y estar muy pendiente de él.

      En la próxima entrada os daré algún consejo más para obtener colores rutilantes para vuestras galletas.

      Un beso,

      Miriam G.

      La receta perfecta de Lila Loa

      jueves, agosto 25th, 2011

      He  probado un montón de galletas de chocolate, recetas se entiende, que se estiran con el rodillo antes de hornear. Y nunca he repetido ninguna hasta que encontré esta: The End-All for Chocolate Cookies Recipe. Todo lo que dice Lila Loa en su blog es cierto, esta receta es simplemente mágica. En el horno las galletas no pierden la forma. Mirad de cerca esta galleta.

      Esta receta me gusta, no me gusta, no me gusta … ¡Esta receta me fascina! Por fin he dejado de deshojar margaritas.

      Pongo la receta original en inglés y al lado mi traducción/adaptación, más traducción que adaptación si queremos hacer honor a la verdad.

      · 1 cup butter – 1 Barra de mantequilla  de 250 gr, menos un pellizquito de 25 gr. Eso es 225 gr de mantequilla.
      · 1/4 cup shortening – 60 gr .de Crisco (*)
      · 1 1/2 cups granulated sugar – 300 gr. de azúcar. (**)
      · 2 eggs – 2 Huevos
      · 1 teaspoon vanilla – Una cucharadita  de vainilla
      · 1 teaspoon salt – Un cucharadita de sal
      · 3/4 teaspoon baking powder – ¾ de cucharadita de levadura en polvo para hornear.(***)
      · 2/3 cup cocoa – 85 gramos de cacao.
      · 3 or 3 1/2 cups flour.  420 + 70 . De Harina. (****)

      (*) Ya hablaremos sobre Crisco, pero yo no lo uso. Yo lo que he venido haciendo hasta ahora, en esta receta, es añadirle 50 gr más de mantequilla, es decir, le añado toda la barra y los 25 gr que siempre tengo rondando por ahí de las galletas que hice ayer. Pero se me ha ocurrido una maldad y la próxima vez les pondré  una manteca de cerdo casera buena, buena, que tengo en la nevera. Ya os contaré.
      (**) El azúcar, cuando dicen granulado, esto es que no hace falta que sea muy fino, lo muelo con la thermomix un poquito, más o menos hasta conseguir el punto de caster sugar, manías de una.
      (***) No le echo polvo de hornear.
      (****) Yo siempre 3 tazas. NO hace falta más si vais a enfriar la masa.

      Y si queréis que tengan un toque especial y que los niños se vuelvan locos, añadidle un chorrito de aroma de avellana. ¡Deliciosas!
      Esta receta es perfecta. Es imposible que salga mal, aunque no pongamos mucho cuidado en la elaboración. Primero mezclamos mantequilla y azúcar, después le incorporamos el huevo y la vainilla, el cacao y cuando tengamos una mezcla homogénea, la harina en tres veces. Amasamos un poco, estiramos entre dos papeles de horno y a la nevera. Sacamos. Cortamos. Horneamos (*****) y ¡Listo!
      (*****) Si os gustan suaves y tiernas como a mí horneáis 7 minutos a 180 º, si os gustan crujientes como a Estíbaliz, entonces 9 minutos.
      Leed el post Lila Loa, os vais a morir de la risa, y es muchísimo más detallado que el mío. Eso sí, está en inglés.

      Y para terminar más galletas, claro.

      Un beso, Miriam G.