Cómo hacer galletas salvajes

Por Mensaje en una Galleta

No me gustan nada los estampados que imitan las pieles de animales salvajes, por muy de moda que estén algunas veces. Por eso me sorprendió muchísimo el éxito terrorífico que obtuvo la tarta de leopardo que la semana pasada volvió loco al (sub)mundo reposteril.
Y me dije,  Miriam tenemos que aprovechar el tirón y hacer galletas salvajes… Y ha resultado tan fácil… (Como todos sábeis fácil y rápido son dos adjetivos que no tienen nada que ver)

Lo primero que hay que hacer es pasarse horas mirando la piel de un leopardo, o de muchos, hasta hacer que su diseño forme parte de ti… Y entonces una coge la lista de las palabras que responden más preguntas, y la repasa, la primera como todos sabéis es chocolate, evidentemente la masa negra, es masa de chocolate coloreada, receta aquí. La segunda palabra es palillo, pero esta vez no lo necesitaremos, y la tercera es rodillo, efectivamente es la única herramienta que necesitamos…

Para las partes de masa rosa he utilizado esta receta, cambiando el aroma de violetas por el de frambuesa.
Estiramos a 5 ó 6 mm la masa rosa clara y ponemos pellizquitos irregulares más o menos ovalados de masa negra, y encima de estos pellizquitos otros mucho más pequeños de masa fucsia, pero no exactamente en el centro, un poquito a la izquierda, un poquito  a la derecha… Pasamos el rodillo y listo… A enfriar, cortar, enfriar, y hornear.


Vamos con las cebras, estiramos la masa fucsia a 1mm, recortamos círculos y luego con una corta pizzas hacemos rayas, enfriamos muchísimo y colocamos sobre la masa de chocolate.

Volvemos a pasar el rodillo y… A enfriar, cortar, enfriar, y hornear.
¿A qué es fácil?

Un beso, Miriam G.

Tartitas del revés con galleta tofe

Por Mensaje en una Galleta

Hoy os traigo un postre fresquito, barato, muy fácil de preparar, que se puede dejar hecho con antelación, que admite variaciones según el gusto de cada cual, pero sobre todo delicioso y completamente adictivo.

Vamos a empezar por la galleta-toffe aromatizada al Jorge Ordoñez Nº 1 :
• 160 gramos de galletas María (un rulo)
• 100 gramos de mantequilla (Sí, sí 100gramos)
• 45 ml de un buen vino dulce, yo he usado uno buenísimo, un Jorge Ordoñez Nº1.

Con la thermo y unos golpes de turbo obtenemos harina de galletas, también podemos destrozarlas como hace Jaime Oliver, envolviéndolas en un paño limpio y liándonos a golpes con ellas, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y el vino dulce y con las manos amasamos hasta conseguir una pasta maleable.
Ahora podemos hacer dos cosas: repartir la masa de galleta-tofe en los moldes de flan (comprados en el Mercadona) y aplastarla con los dedos… O estirarla con nuestro rodillo de niveles, enfriarla en la nevera y cortar círculos lisos y perfectos  del tamaño de la base, os dejo que adivinéis cual de los dos técnicas he utilizado yo… Y a la pregunta de ¿por qué las llamas galletas-tofe? La respuesta es sencilla, porque es a lo que saben, a un tofe fragante gracias al vino de Málaga. Pero si os gustan las bases para tarta tradicionales basta con que reduzcáis la mantequilla a la mitad.

La tarta de queso en sí misma:
•  500 g queso de Burgos (Sin sal, evidentemente)
•  200 g de azúcar
•  100 g de harina
•  2 huevos
•  150 g de mantequilla
• 100 g de frutos rojos deshidratados (los compré en el DIA), hidratados en leche unas horas.

Se baten en la thermo todos los ingredientes hasta obtener una mezcla uniforme, aunque ligeramente granulosa.  Y se añaden los frutos rojos picados finos.
Con la mezcla anterior se rellenan los moldecitos casi hasta arriba. Y horneamos 25 minutos a 170, los tiempos son orientativos, las tartitas están listas cuando el cuchillo sale prácticamente limpio.
En el horno suben mucho, pero luego bajan.

Los dejamos enfriar en una rejilla un par de horas y después protegidos de la humedad por papel film a la nevera.  Y allí pueden esperar hasta un par de días a que decidamos servirlos…

Podemos sustituir los frutos rojos por trocitos de plátano caramelizado y obtendremos un banoffee cheesecake delicioso, o por orejones, o por lo que se os ocurra.

Un beso, Miriam G.

Nota de prensa: ¡Qué ilusión!

Por Mensaje en una Galleta

Acabamos de recibir la nota de prensa que Canal Cocina ha enviado a los medios: ¡Qué ilusión! Lo mejor de todo este lío en el que nos hemos metido es el equipo humano de esta cadena, gente maravillosa.

Mañana jueves, 21 de junio, a las 17:00 horas

Dos blogueras malagueñas, protagonistas de un programa en Canal Cocina

  • Mensaje en una galleta, el blog de las malagueñas Estíbaliz Gallardo y Miriam González, ha sido premiado en el “Concurso Blogueros Cocineros”
  • Debutan en televisión tras presentarse al certamen convocado a través de la web del canal

El blog de cocina Mensaje en una galleta, de las malagueñas Estíbaliz Gallardo y Miriam González ha obtenido el premio Bloguero de Plata en el “Concurso Blogueros cocineros 2011” convocado por Canal Cocina a través de su web, http://www.canalcocina.es. Por este motivo, sus dos creadoras serán las protagonistas, el próximo jueves 21 de junio a las 17:00 horas, de una nueva entrega

del programa Blogueros cocineros. Cómo nació su espacio gastronómico, cuántas horas le dedican al día, las secciones que tiene y lo que más les gusta escribir, serán algunas de las incógnitas que desvelará el espacio. Además, Estíbaliz y Miriam descubrirán sus gustos y aficiones y elaborarán una de sus mejores recetas, concretamente Galletas de rosas.

Canal Cocina ha premiado a sus diez blogueros preferidos, tras una selección previa realizada por los usuarios de canalcocina.es, en la segunda edición del “Concurso Blogueros cocineros 2011”. El singular premio ha sido la grabación de un programa con cada uno de ellos.

Blogueros cocineros se emite tanto en el canal de televisión como en http://www.canalcocina.es, la plataforma que les vio nacer. En paralelo, Canal Cocina convoca a los blogueros de gastronomía a una nueva edición del concurso a través de su web: http://www.canalcocina.es/microsites/blogueros2012

Mensaje en una galleta

Estíbaliz Gallardo y Miriam González viven en Málaga y se dedican al desarrollo de software. Ambas son unas apasionadas de la cocina, pupilas de sus madres, y la independencia les hizo soltarse y meterse de lleno en el mundo culinario. Miriam es una apasionada de Internet e hizo sus pinitos como bloguera de literatura y música, hasta que en 2010 convenció a Estibaliz para que juntas emprendiesen la aventura de crear un blog culinario sobre repostería, y en concreto, sobre galletas.

Mensaje en una galleta tuvo unos inicios difíciles, pero poco a poco consiguieron hacerse un hueco y han logrado recibir a día de hoy hasta 20.000 visitas mensuales.  La relación con sus lectores va más allá del blog. Las redes sociales son un cauce constante de mensajes entre ellos y les gusta contestar a todas sus preguntas. Cuentan con un perfil de Facebook con más de 8.000 seguidores de diferentes lugares del mundo, ¡hasta en Malasia conocen las galletas de estas blogueras!

Uniendo sus dos pasiones, la informática y la repostería, recientemente se han lanzado a la aventura de impartir sus propios talleres on-line. Además, este otoño realizarán cursos presenciales en varias ciudades, entre ellas, Málaga. Toda la información sobre sus cursos está en su web:  http://www.mensajeenunagalleta.com/web/talleresgalletas/

Canal Cocina, la comida nos une

Canal Cocina es el único canal de televisión en España especializado en gastronomía. Producido en su totalidad por Chello Multicanal, produce el 80% de sus contenidos en más de 100 formatos diferentes. Distribuido en los principales operadores de televisión de pago, suma una audiencia potencial de más de 9,6 millones de espectadores.

Canal Cocina es una marca multiplataforma que triunfa en Internet a través de http://www.canalcocina.es. El canal ha creado además la primera aplicación en el mundo de vídeo recetas.

http://www.canalcocina.es

Cómo decorar helados (o cupcakes) de forma sencilla

Por Mensaje en una Galleta

Ésta es una idea sencillísima, para la que sólo hace falta tener algún cortador de galletas, yo tengo varios ;-) ,  y barquillos para helados…

La única precaución es cortar sobre una superficie que no sea completamente rígida para evitar que el barquillo se parta al cortarlo, yo utilicé tres tapetes de silicona, y no se me rompieron ni las cucharas chiquititas.

Si queremos complicar esta idea, podemos aplicar la lógica y bañar el barquillo en chocolate, es sencillísimo. Derretimos el chocolate en el microondas lo aplicamos con una cuchara y quitamos el exceso con un palillo.

Y si tenéis en la nevera un poco de glasa con sabor a deliciosa vainilla de las islas que os sobró después de hacer estas galletas, la usáis para ponerle unos puntitos a los barquillos chocolateados.

El helado es un delicioso helado de piñones comprados, pero en lugar de echarlo en un una copa de helado, utilicé unos de esos moldecitos para bizcochos y le coloqué encima el juego de té.

Para darle un poquito de dramatismo a la foto usé http://pixlr.com/o-matic/

Un beso, Miriam G.